El hábito de la lectura es bueno fomentarlo en los niños desde muy pequeños y los padres pueden ayudar a ello de forma muy activa.

Multitud de estímulos alejan a los niños de los libros.

A parte de la televisión, el enemigo por excelencia de la lectura, nos encontramos con los Ipads, Ipods, teléfonos móviles, y todo tipo de aparatos que ofrecen multitud de posibilidades, a cuál más atractiva. Por ello es más importante que nunca tratar de estimularlos para que aprendan a valorar lo bonito que es vivir otros mundos a través de su imaginación.

4 consejos útiles:

1- Con el ejemplo. Padres lectores hijos lectores.

  • Padres lectores hijos lectores.Los niños tienden a imitar lo que hacen los padres en su vida diaria, por tanto dar ejemplo es la mejor manera de inculcar buenos hábitos.  La lectura no es menos.
  • De padres lectores suelen salir niños lectores. Empieza cogiendo un buen libro y dejándote seducir por él. Olvídate de la tele y dedícale tiempo al libro. Si el niño te ve disfrutar con él probablemente pensará que pasar el tiempo leyendo es algo placentero y quiera imitarte.

2- Leer con ellos un rato antes de dormir

  • Los niños necesitan relajarse un poco antes de enfrentarse a la hora del sueño. Leer, aunque sea 15 minutos, antes de dormir, les ayuda a hacerlo. Si nos ponemos con ellos seguro que les motivará más.
  • A menudo el niño tan solo busca poder estar un rato con sus padres y la lectura es una buena excusa para ello que no hay que desaprovechar.
  • Lo ideal es que los niños tengan siempre un libro en la mesita de noche que poder leer, puesto que a menudo los libros se pierden entre la inmensidad de juguetes y trastos de la habitación.

3- El encanto de los libros de toda la vida.

  • Descubrir libros que interesen a nuestros hijos y les motiven a veces no es fácil. Hay gran variedad de cuentos con preciosos dibujos para los más pequeños, pero a partir de los 11 años a menudo cuesta encontrar lectura que les motive. Los libros que funcionaron para ti pueden funcionar también para ellos. Colecciones de aventuras como Los Cinco o Torres de Malory de Enid Blyton, pueden resultar hoy, después de muchos años, todavía muy estmulantes.
  • http://tienda.rbacoleccionables.com/enid-blyton-2017.html

 

4- Meter personajes de libros clásicos en casa.

  • Hoy en día personajes como Bob Esponja o Bart Simpson forman parte del paisaje infantil de casi todos los hogares. Por qué no hacer lo mismo con Don Quijote por ejemplo? O con el Lazarillo de Tormes? Aprovechando fechas señaladas visitemos lugares que generen interés sobre sus autores o sobre los mismos personajes, como por ejemplo:
  • el Museo Casa Natal de Cervantes
  • http://www.museocasanataldecervantes.org
  • o la casa de Cervantes en Valladolid http://www.mecd.gob.es/museocasacervantes/informacion.html

Visitemos en el la biblioteca Nacional la sala del Quijote. Copremos cuentos sencillos y hablemos de sus vidas con los niños. Generando interés en los clásicos también estamos enriqueciendo la mente de los niños y dando importancia a sus autores y a nuestra literatura.

Esperamos haber sido de ayuda. Si te ha gustado este post anímate compartirlo!